Tres claúsulas imprecindibles en un contrato de futuros

Publicado en por Carlos Zuriguel

El artículo explica en qué consiste un contrato de futuros, diferenciarlo de un contrato normal. Asimismo, se especifican las tres cláusulas principales de este tipo de contratos.

Definición

Como cualquier otro contrato, un contrato de futuros es, en líneas generales, un acuerdo entre dos partes. Dicho acuerdo consiste en que ambas partes se comprometen, y obligan, a realizar una compraventa de cualquier bien en una fecha futura. Es decir, se trabaja con precios futuros.

Diferencias entre un contrato estándard y uno de futuro

Los términos de la operación entre un contratado estándar o normal son muy parecidos. No hay desigualdades en lo que concierne a aspectos tales como cantidad calidad o precio. La única diferencia significativa es que la transacción se acuerda hoy pero la entrega y el pago no son inmediatos, sino diferidos.

Principales cláusulas de un contrato de futuro

En nuestros días, los Contratos de Futuro están estandarizados. Eso quiere decir que sus cláusulas están definidas de antemano por organismos oficiales como la Sociedad Rectora (MFAO) y sujetas a la aprobación de la Comisión Nacional de Valores (CNMV) y el Ministerio de Economía.

Las tres cláusulas más importantes son:

  • Cantidad.

  • Calidad.

  • Vencimientos.

Cantidad. Esta cláusula define tanto el tamaño del contrato como la cantidad del producto a entregar. Dicho de otro modo, se estipula la cantidad de producto a entregar por cada contrato.

Calidad. Las especificaciones del contrato marcarán, con mucho detalle, las calidades mínimas que son aceptables como entrega de la mercancía objeto del contrato. Es importante resaltar que se trata de estándares mínimos, a partir de los cuales resulta aceptable la entrega. Esta circunstancia no significa que la totalidad del producto entregado deba ser, obligatoriamente, de la calidad mínima aceptable. Finalidad de esta cláusula. Es importante reseñar que lo que se pretende con esta cláusula no es diseñar un contrato específico para cada una de las variedades o distintos grados de calidad comercializados por un determinado sector. Lo que se busca es referenciar precios para las calidades más genéricas.

Vencimiento. Es la fecha en que el vendedor está obligado a entregar y el comprador a recibir la entrega y pagar lo estipulado. Por consiguiente, el vencimiento es también la fecha límite para comprar, vender, recomprar o revender un Contrato de Futuros o, dicho de otro modo, cerrar posición.

Aclaración

El objetivo de la estandarización de los Contratos de Futuros no es otro que agilizar las transacciones, puesto que de esta forma los participantes solo deben negociar lo único que no está estipulado: el precio.

contract 20309

Etiquetado en Fiscalidad

Comentar este post